Electroterapia

Definición: La electroterapia es conocida por utilizar la corriente eléctrica para fines terapéuticos. En la última década, este se ha convertido en uno de los tratamientos más utilizados para terapias. Además trae consigo numerosos beneficios para los pacientes y para la economía de las empresas que tratan estos negocios, por estas cuestiones es usada esta técnica en la mayoría de las clínicas de fisioterapia y la razón por la que la usemos en la clínica en Cuenca .

La electroterapia está vinculada con diferentes áreas de la ciencia: química, fisiología, patología y física; de esta manera, los tratamientos serán exclusivos y personalizados para cada paciente. Así mismo, el desarrollo de este campo crecerá en diferentes ámbitos de la medicina; la cirugía plástica, entre los fisioterapeutas, medicina deportiva, etc.

 

electroterapia-en-cuenca

 

Antes de empezar un tratamiento de electroterapia, se debe conocer bien cuál es el problema que afecta al cuerpo, además de saber cómo reaccionará con cada descarga de energía. Cada organismo se ve afectado de manera diferente a las diferentes energías que dicen presente en la electroterapia: magnética, eléctrica, combinada, de luz y hasta ultrasonidos.

Antes de comenzar a profundizar más sobre la electroterapia, debemos saber algunos términos de física que serán de gran ayuda:

  • Polaridad: se relaciona con el equilibrio, se enfoca en el desplazamiento de los electrones desde la zona de exceso hasta la de déficit.
  • Electricidad: Es la que se encarga de circular la energía de los electrones desde la capa atómica.
  • Intensidad: En esta podemos contabilizar cuántos electrones pasaron por un lugar determinado en un tiempo determinado.
  • Potencia: Muestra la capacidad concentrada para hacer una acción.
  • Carga eléctrica: Son los electrones que están disponibles en un tiempo determinado.
  • Resistencia: Es la reacción del cuerpo en contra de las ondas eléctricas.

Existen diferentes formas de clasificar la electroterapia, según su impulso:

Cabe destacar que cada una se aplicará según el organismo del paciente y la reacción del mismo.

1)Continua

2)Variables de impulsos aislados:

  • Rectangulares: Es cuando la energía fluye y aumenta de manera drástica para que al momento de llegar al límite que se estableció entonces se mantendrá por un tiempo específico y recaerá hasta cero.
  • Farádicos: Es la que su onda dura muy poco y sube al límite en un periodo de tiempo realmente corto. También puede ser al contrario, que dure más y que la onda sea más amplia.
  • Triangulares: Aumenta en progreso y dependen de un solo punto inicial.
  • Sinusoidales: Sus subidas y bajadas de las ondas son inestables, tanto así que forman un círculo.
  • Progresivas: Las ondas de corrientes de establecen de manera exponencial.
  • Bifásicos.

3)Variables repetitivas o rítmicas:

  • Polaridad alternante: son las más utilizadas en cuando a bajar la frecuencia cardíaca, ya que tienen una gran fuerza de entrar al organismo y la piel no tiene la resistencia a ella.
  • Polaridad constante.

4)Variables de impulsos modulados:

  • Esto ratificará el éxito de la electroterapia, pues tiene como fin que se active el estímulo de las ondas para que el cuerpo no se acostumbre al mismo ritmo en cada sesión.

 

¿Qué buscamos cuando aplicamos electroterapia?

 

  • Influir en disoluciones orgánicas, como en el metabolismo.
  • Activar sensaciones o nervios.
  • Las ondas traen influencia en algunos músculos o terminaciones nerviosas.
  • Con algunas de las clasificaciones de la corriente, se busca estimular tejidos para reordenarlos o restaurarlos.
  • Dar calor con las frecuencias más altas.

 

Antes de aplicar la electroterapia se debe hacer un estudio detallado del paciente, para conocer sus precauciones y contraindicaciones. Así podremos aplicar la carga correcta de corriente para que los beneficios que queramos se vean manifestados en las terapias. Se puede aplicar cuando existan: casos de trastornos circulatorios, sensitivos.  

Se debe saber qué presenta el paciente para conocer en qué posición colocar a la persona. Antes de comenzar el tratamiento debemos hacer una pequeña sesión de relajamiento, para que la energía fluya más fácilmente y para que no presente dolores durante el tiempo de la terapia. En caso de que el paciente necesite un analgésico para mantener su dolor relajado, debemos aplicar la terapia por una duración más corta que en otras situaciones.

Se debe tener las precauciones adecuadas dependiendo del paciente, las corrientes deben ser las indicadas para su molestia. Cuando la persona se sienta un poco más cómoda, entonces se puede aumentar la frecuencia.

 

 

Antes de comenzar el tratamiento de electroterapia debes:

 

 

  • Tener objetivos específicos y personalizados para cada cliente.
  • Conocer qué clase de frecuencia aplicar dependiendo de la zona afectada y del paciente.
  • Organizar la máquina y alistarla con la frecuencia indicada, programándola para que no existan casos de cambios de frecuencias.
  • Aclarar cuánto durará cada sesión y cuántas serán.
  • Conocer la tolerancia eléctrica del paciente.

 

Mientras sucede la terapia:

 

  • No se debe aplicar la energía en la piel que está cicatrizando.
  • En caso de aumento o disminución dela frecuencia se debe hacer lentamente.
  • Primero se debe apagar la máquina antes de retirar los electrodos del cuerpo del paciente.
  • Romper el hielo con el paciente, se le debe explicar qué va a sentir y para qué es cada cambio que se pueda realizar.
  • Se debe anotar la evolución que presente el paciente en cada sesión, haciéndole preguntas específicas para saber cómo ha avanzado.
  • Cuando se termina un tratamiento es cuando el paciente ya alcanzó los objetivos planteados cuando se comenzó las sesiones de terapia. En caso de no presentar ningún cambio progresivo, se debe tener en posibilidades un cambio en el tratamiento.

 

No se debe aplicar la electroterapia en caso de:

 

  • Si el paciente tiene un implante metálico dentro del cuerpo.
  • Si está embarazada.
  • Si tiene lesiones en la piel.

 

Las corrientes eléctricas  de la electroterapia se clasifican en:

 

  • Efectos electroquímicos: es la que recae sobre los nervios musculares para activar su sensibilidad o mejorar el metabolismo.
  • Frecuencias:
  • Baja: de 0 Hz a 1000 Hz.
  • Mediana: de 1000 Hz a 20.000 Hz.
  • Alta: de 100.000 Hz a 5 MHz.
  • Ondas de corrientes:
  • Directa: la que se distribuye de manera continua.
  • Alterna

 

La electroterapia es una de las mejores formas para tratamiento de sesiones. Además es personalizado y específico para cada quien. Si eres de Cuenca y te interesa saber mas información sobre este tratamiento, o quieres recuperar alguna lesión en nuestra clínica de fisioterapia no dudes en contactar con nosotros.

Electroterapia
5 (100%) 1 vote